El Museo Gourmet El Fuerte del Virrey.

El Museo Fuerte del Virrey cuenta con dos museos, la “Sala de la Tachuela” y el “Virrey de Gálvez” donde expone más de 500 piezas adquiridas en México y otras partes del mundo relacionadas directamente con la historia mexicana militar de los siglos XVII a XX tales como uniformes, banderas, sables, carabinas, pistolas, cañones, artículos personales, botonaduras y pinturas.

El Museo Fuerte del Virrey está ubicado en una esquina clave del puerto de Acapulco: Roca Sola 15, Barrio de la Tachuela, y es el primer sitio que ofrecerá turismo cultural y gastronómico.

Para empezar cuenta con dos museos, la “Sala de la Tachuela” y el “Virrey de Gálvez” donde expone más de 500 piezas adquiridas en México y otras partes del mundo relacionadas directamente con la historia mexicana militar de los siglos XVII a XX tales como uniformes, banderas, sables, carabinas, pistolas, cañones, artículos personales, botonaduras y pinturas.

Destacan los grabados originales firmados por personajes como Miguel Hidalgo o Ignacio Allende, así como el reclinatorio portátil del cura Hidalgo.

“Acapulco también es cultura, no solo playa y discotecas. El señor Francisco Gálvez, dueño del Museo del Fuerte del Virrey —quien además desciende del Virrey de Gálvez de la Nueva España— se enteró hace unos años que durante la época virreinal este lugar fue un depósito de armas y municiones.

Aquí Morelos preparó la batalla del Fuerte de San Diego aunque el lugar se convertiría en los años 80 en un famoso canta-bar. ¿Sorprendente no? Este lugar es clave para la historia de Acapulco, ícono mundial del turismo” asegura a MILENIO Guillermo Casas, director de Desarrollo y Nuevos Negocios de Gálvez y Asociados.

La apuesta de El Museo Fuerte del Virrey es convertirse en el primer lugar del estado que recupere el glamour del que gozó el puerto hasta los años 60 y 70. “Acapulco es una marca porque puso a México en el mapa. Pretendemos que esta zona se convierta en un andador cultural para volver a darle aquella imagen de los años dorados, con atmósfera histórica, tradicional, familiar. No es para los chavos de antros, es un lugar para departir con los amigos, familia, para tener una experiencia. Gálvez Club reinventó el buen vivir”.

¿Que te parecio el contenido?