Durante la misma se observaron datos de 6484 hombres y mujeres que participaron de un estudio británico de estado socioeconómico y salud, a los cuales se solicitó que completaran una medición estándar de nivel de hostilidad al comienzo del estudio y se determinó su IMC en 4 momentos durante 19 años.

Al comenzar el estudio, los investigadores percibieron que los hombres y mujeres con mayores niveles de hostilidad tenían mayores cifras de IMC. Sin embargo, la relación no se mantuvo constante con el paso del tiempo en los hombres, sino que la hostilidad parecía acelerar el incremento de peso en lo hombres a medida que pasaban los años.

Las razones por la cual la hostilidad puede incrementar el peso corporal son muchas, pero una de ellas puede ser que las personas hostiles tienen menos adhesión a las guías de salud sobre dieta y ejercicio. Además, quienes son más hostiles se cuidan menos y tienen mayores probabilidades de deprimirse, hecho que provoca una baja autoestima.

¿Que te parecio el contenido?